ESP Guitars prepara un tributo para Alexi Laiho (+ nota de Helly Raven)

0
510

por Helly Raven

La mundialmente reconocida marca de guitarras ESP, ha publicado en su sitio oficial un comunicado donde instan a los fans de Alexi Laiho a compartir allí sus homenajes al músico, para incluirlos en un tributo que preparan en su próxima página especial.

“A finales del 2020, perdimos a uno de los músicos más respetados e influyentes que jamás haya tocado una guitarra ESP (…) Muchos de ustedes nos han dicho que a través de su música, Alexi los inspiró a convertirse en mejores intérpretes. Para otros, incluidos muchos de nosotros en ESP, era un amigo amable y atento. Con el fin de rendir homenaje a este maestro de la guitarra y gran ser humano, nos gustaría que compartieran sus recuerdos de Alexi”, afirma el comunicado de la marca.

Desde Opía Magazine, queremos traer nuestro propio homenaje a quien fuera uno de los mejores vocalista-guitarrista de la década.

Mi Despedida

Un día despiertas y el mundo ha cambiado. En algún momento de la ruta, dio un giro de 180 grados que no viste llegar, así que te patea las costillas hasta dejarte sin aire. Puede sonar extremadamente poético, pero fue la sensación que tuve cuando me dijeron que Alexi ya no estaba con nosotros. Es cierto, esta pandemia y lo que dimos en llamar “la maldición del 2020”, se llevó a muchos, sin embargo, nunca te detienes a pensar que puede ocurrirle a alguien a quien admiras, alguien que te cambió la vida en determinado momento y que ya nunca podrás agradecerle por ello.

Recuerdo, porque es lo que hacemos en ocasiones como esta, mis primeras experiencias con esa vocecilla chillona suya; como pensaba que a veces, algunos debían entender que ser bueno para una cosa, no te haría bueno en las demás (“excelente guitarrista, pésimo cantante”, creía yo). “No chille más hombre, dedíquese a la guitarra”, le decía mentalmente. Pues estaba equivocada, lo entendí cuando, muchos años después, casi me hicieron escuchar el I Worship Chaos a pura fuerza. Y ahí estaba, creyendo que no me calaría tan hondo como lo hizo, juzgando de forma superficial lo que, sin saberlo, se me estaba colando hasta el alma.

Desde ese instante, que ahora parece tan efímero porque nunca se experimenta dos veces la misma emoción al ser parte de algo, aquella criaturilla finesa que llamaban Wildchild me fue salvando con cada acorde, con cada letra, con cada melodía que sonaba exactamente como las palabras que llevaba por dentro. Entonces le escuchaba, con la atención que se pone ante una revelación divina y escribía, para él, para mí, para compaginar el sentimiento que tenía al oírle.

Gracias, Alexi, porque muchas veces en estos años pasados me habría perdido, como decías, en el viaje de ida y vuelta al infierno en que se convierte la vida. Gracias, porque me hiciste emocionar cuando creía haberlo encontrado ya todo en la música; porque me has dejado mucho de ti en esa guitarra, en tu voz que un día, cuando haya transcurrido el tiempo, escucharé de nuevo para recordar lo equivocada que estaba y cómo supiste sacarme del error. Y aunque ahora mismo tantas canciones que coreaba me saquen una lágrima, quizás mañana puedan volver a hacerme reír; sin olvidar, sin dejar atrás lo que es parte imborrable de mi esencia: TÚ Y TU MÚSICA.

La Habana (1993- ): Lectora empedernida, escritora en potencia y adicta al café. Gunner hasta la muerte y fan de los comics y el universo de Tolkien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here