Más

    Metal colombiano: la ruta de Ataque de Pánico

    por Jandro Martínez

    Aún no conozco el motivo, pero lo cierto es que siento fascinación extrema por las bandas de metal que cuentan únicamente con integrantes femeninas. Esa mezcla de fuerza y empoderamiento, esa actitud imponente frente a todo paradigma y esa amalgama de voz briosa a la vez que exótica hacen que las “girls-bands” se vuelvan algo súper atrayente para mis oídos, y, por qué no, en alguna que otra ocasión, también para mis ojos.

    La sección de “El Puente” está de vuelta en Opía Magazine, en esta ocasión, con un grupo que, considero, cumple con todas las características antes mencionadas. Se trata de un trío de chicas colombianas que hacen temblar el escenario en cada una de sus presentaciones, una banda de auténtico metal femenino con un proyecto muy original que la casualidad me llevó a descubrir y que, desde entonces, no paro de escuchar una y otra vez.

    La reseña personal al primer y único álbum que tiene hasta ahora este grupo, llamado nada menos que Ataque de Pánico, les aseguro que vendrá en breve, pero antes me apetecía de que el público cubano conociera a estas chicas de manera algo más vasta y profunda, de ahí que pensé que serían ideales para esta sección. Busqué en las páginas oficiales de la banda y resulta que llegué a dar con su vocalista, una atractiva y carismática chica de nombre Johanna Sevillano, la cual de manera muy amable y servicial aceptó ofrecerme una entrevista exclusiva para nuestra revista y nuestro país.

    Estas son sus respuestas a las no pocas preguntas que le hice y que ella se encargó de responder de una manera natural, como si fuéramos conocidos de toda la vida.

    ¿Cómo surge exactamente Ataque de Pánico?

    Ataque de Pánico es una banda femenina de metal integrada actualmente por Lina Bermúdez (bajo) y March Morales (batería) y yo, Johanna Sevillano en la voz. Fue formada en Bogotá a finales de 2012 por mí, pues a través de ella quería plasmar mis ideas sobre la vida en una contundente banda de metal. En marzo de 2013, se unió a nuestro proyecto Sander Bermúdez, quien complementó las composiciones en la batería, pero después de un receso, decidí convocar a Lina en el bajo y March en la batería, para retomar como una banda únicamente femenina que se concentraría en dar un papel importante y relevante a la mujer dentro la escena de metal bogotana.

    En una entrevista que leí, explicaban que la banda buscaba reflejar temas cotidianos que vive cualquier persona tales como el odio hacia alguien que te cae mal, temas de superación personal o incluso hasta las ganas de comer un arroz con huevo. Aun así, nunca está de más preguntarte: ¿Qué ideas intentan transmitir con su música?

    Las composiciones de nuestra banda tienen como objetivo exponer problemas psicosociales comunes a través de letras de la vida cotidiana, desde un duelo, problemas de depresión, ansiedad, etcétera.

    ¿Cuáles han sido el mayor desafío del grupo y su mejor experiencia?

    Iniciar una banda como Ataque de Pánico es un reto, ya que el trabajo de la mujer siempre es minimizado, victimizado, y comparado siempre con el de los hombres, así que hacer las cosas bien y ser constantes es lo que hace a la banda fuerte en amistad y musicalmente. Nuestra mejor experiencia hasta ahora, ha sido ser parte del “Festival del Diablo” en Bogotá.

    ¿Crees entonces que aún es un desafío ser mujer en el mundo del metal? ¿Cómo ha sido la experiencia de la banda en ese sentido?

    La experiencia es buena, pero el público decide qué le gusta y qué no, y hay público que sigue a la banda y hay público que no, como también encuentras gente que hace críticas constructivas o destructivas. Como banda, solo nos enfocamos en nuestras metas, sin la preocupación de ser aceptadas o no, hacemos los que nos gusta, y como, banda femenina, queremos dejar una huella en las mujeres para que se sigan formando más grupos de metal.

    ¿Qué aspiraciones les quedan por cumplir?

    Queremos seguir grabando y hacer más música, como también conquistar muchas tarimas y tener mayor alcance en medios y llegar a más personas, entre ellos, por qué no, también al público cubano.

    Como fan tuyo he visto que tienes una hija que justo acaba de entrar en la universidad. Mis felicitaciones para ella. Ahora te pregunto: ¿Qué tan complicado le ha sido a Johana Sevillano ser madre y vocalista de una banda de metal a la vez?

    No ha sido complicado, siempre hago lo que sueño sin dejar mis responsabilidades, le doy ejemplo a mi hija de que sí se puede hacer lo que uno sueña y disfrutar de las cosas que nos apasionan, así que espero que mi hija me vea como una soñadora responsable, jajajajaja.

    Volviendo al tema de la música, ¿cómo describirías el estado de la escena metalera en Colombia?

    Interesante pregunta esa. Es una escena fuerte, hay excelentes bandas, pero en mi país hace falta más difusión de medios para llegar a más personas en el mundo. Considero ese nuestro punto débil.

     ¿Conoces sobre la escena cubana?

    No conozco sobre la escena metalera de Cuba, por lo que sería súper conocer sobre ella y de sus bandas de metal. Que conste que, a partir de ahora, lo tendré de asignatura pendiente.

     ¿Qué consejo les darías a las jóvenes bandas de la escena underground latina?

    Pues que sigan trabajando en sus proyectos, que sueñen y compartan con sus amigos. Muchos no seremos famosos como Metallica, o viviremos del metal, pero aun así esto que nos hace sentir vivos para impulsarnos a seguir trabajando, mejorando y luchando. ¿Mi consejo en pocas palabras?: ¡Hagan más música!

    Por último y ya para cerrar, Johanna. De ahora en adelante, con su consentimiento claro está, nos encargaremos de seguir su trabajo musical y sus proyectos futuros, pero igual nos gustaría saber: ¿Hacia dónde va Ataque de Pánico? ¿Tiene un camino ya decidido? ¿Qué será lo próximo que podremos esperar de ustedes?  

    Este año realizaremos el lanzamiento de nuestro segundo álbum, y no solo eso, también estamos estrenando una nueva integrante que anunciaremos en los próximos días, así que deben estar muy pendientes porque este año será de nuevas sorpresas. Solo me queda invitarlos a que nos sigan, nos busquen, pero, sobre todo, que nos apoyen si les gusta nuestro trabajo. Esperamos contar con ustedes y tener contacto nuevamente con el público cubano. Gracias por interesarse en nosotros.

    Esperamos que este sea el inicio de una relación estrecha entre Opía Magazine y Ataque de Pánico y que nos continúen deslumbrando con su nuevo álbum y sus próximas presentaciones. Hago mi invitación al público metalero cubano para que le den una oportunidad a esta banda latinoamericana. Quizás estas chicas logren cautivarlos tal y como ya han hecho conmigo.

    La Habana (1997). Estudiante de Licenciatura en Historia en la Universidad de la Habana. Colaborador de la sección de reseñas en Opía Magazine. Músico frustrado con amor sin límites por el sonido de la guitarra distorsionada. Actualmente cursando la carrera mas difícil de todas: ser padre.

    Jandro Ariel Martínez Romero
    La Habana (1997). Estudiante de Licenciatura en Historia en la Universidad de la Habana. Colaborador de la sección de reseñas en Opía Magazine. Músico frustrado con amor sin límites por el sonido de la guitarra distorsionada. Actualmente cursando la carrera mas difícil de todas: ser padre.

    Ultimos Artículos

    Artículos relacionados

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)
    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)