Más

    Metal mexicano: el mensaje de Kóbolt

    por Lauren Pérez Muñoz

    Desde Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco, proviene la vibra del nu metal progresivo de Kóbolt.

    La banda, con una carrera de ocho años, late novedosa en el crepúsculo del 2020 y los albores del 2021. Con el estreno de su primer LP, Prólogo, se posiciona en el puesto número 70 de las mejores bandas de habla hispana en el certamen anual de los Grammy Latinos.

    Drakko, la voz de Kóbolt.

    Kóbolt nació como una idea de Dantes VanGomez y Corvy Drums. “Cuando nos conocimos hubo una especie de click musical”, dice Corvy. Una guitarra y una batería fueron los cimientos, y más tarde se fortalecieron con la incorporación de la voz de Drakko el bajo de Freddie Bassman.

    Corvy, baterista de Kóbolt, nos cuenta sobre la banda.

    Empezaron por bares locales, fueron teloneros de Plástiko y tocaron con los españoles de Dragonfly y sus compatriotas de Leprosy, Here Comes the Kraken y Anima Tempo.

    Sobre la experiencia con Plástiko, Corvy confiesa que en un principio se palpaban los nervios, porque tocarían para un público acostumbrado al sonido reggae Pero a pesar de su nu metal, fueron bien recibidos.

    Dantes, guitarra de la banda.

    Con respecto al género, Corvy aclara que el nu metal progresivo tiene la posibilidad de navegar por dos vertiente: puede ser agresivo y ligero a la vez.

    El estilo musical de Kóbolt está vinculado con el enfoque artístico y el mensaje metacognitivo que quieren brindar al público: sus letras están llenas positividad y cargan mensajes sobre la posición del ser humano frente a la naturaleza. Inspiran una atmósfera fuerte, cargada de alegría y bienestar.

    “Nuestro nombre nos da la oportunidad de homenajear a la Tierra a través de un metal que se gesta en la misma”, declara Corvy; porque Kóbolt viene de Cobalto, un elemento químico de la tabla periódica que coincide fonéticamente con el nombre de un duende de la tierra en la cultura europea.

    Freddie Bassman es el bajista de Kóbolt.

    “Nosotros siempre ofrecemos un show auditivo y visual. Siempre tratamos de que el público se sienta lo mejor posible. Creamos cada uno un álter ego que hace muy emblemática nuestra proyección en cada presentación”, acuña.

    Desde sus inicios hasta hoy, los festivales (y su primer Imperian Metal Tour) han sido los más importantes escenarios que ha pisado Kóbolt. Por el momento, esperan a que la situación epidemiológica mejore, para lograr ofrecer un concierto en Cuba, un destino que, según Corvy, no puede faltar en la trayectoria de Kóbolt.

    Ciego de Ávila (2002). Joven apasionada y adicta a la naturaleza. Amante de la literatura y la música de The Beatles. Quiero cambiar el mundo.

    Lauren Pérez Muñoz
    Lauren Pérez Muñoz
    Ciego de Ávila (2002). Joven apasionada y adicta a la naturaleza. Amante de la literatura y la música de The Beatles. Quiero cambiar el mundo.

    Ultimos Artículos

    Artículos relacionados

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)
    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)