La Reseña: Morbo – The Kingdom of the Silence (+ nota de Imhotep)

0
338

por Imhotep

El trabajo que hoy me ocupa, The Kingdom of Silence (2008), es una maqueta grabada en los Beyond the Mountain Studios, y nunca mejor nombrados, pues la Ciudad Primada (Baracoa) está situada más allá del macizo montañoso Nipe-Sagua-Baracoa, en la provincia de Guantánamo.

El trabajo del grupo Morbo tiene una producción aceptable, pero me consta que los que la escucharon en la época quedaron gratamente impresionados con la calidad del sonido. Quizás haya ciertos pasajes que al escucha avezado le recuerden los últimos trabajos de Immortal, Satyricon o Dimmu Borgir (que por aquellos años ya eran discos clásicos del género); e incluso a Iron Maiden (en el tema “Behind me”) dejando claro las influencias de la banda.

Y no me malinterpreten, no estoy sugiriendo que Morbo fue una banda de las que no aportaron a la escena del black metal hecho en Cuba. Todo lo contrario. Pienso que hacer música dentro de un estilo metálico específico sin fusionar, o como dicen otros, sin innovar musicalmente, no es un demérito, pues te engrandece como cultor y defensor del mismo.

The Kingdom of Silence es un demo en el que abundan los blast beats y la voz shriek (chillido) como demanda el género, pero no podemos decir que es de las maquetas más radicales del black metal hecho en Cuba; así que no esperen caos y maldad infinita. Eso sí: riffs rápidos y melódicos con frases musicalmente bien logradas y que no aburren al escucha. La impecable ejecución y excelencia de los solos de guitarra es, a mi juicio, lo que más destaca.

Las letras abordan temas como la oscuridad, el vampirismo, el anticristianismo, entre otros relacionados. El cover es una imagen de la Iglesia Parroquial de Baracoa, donde se conserva la Cruz de la Parra que impusiera Cristóbal Colón a su llegada, como símbolo de la cristiandad… Portada inspirada (digo yo) en la del álbum De Mysteriis Dom Sathanas de Mayhem, quizás como merecido homenaje a dicha agrupación noruega.

No sería justo concluir sin señalar que Guantánamo es la provincia más complicada de Cuba para hacer rock y metal. Que Morbo fue, hasta la noche de hoy, la primera y única agrupación que defendió nuestra escena allá por casi una década. Mi tema favorito de este demo es “Whisper eyes in chains”. Lo estoy escuchando ahora… pues nada mejor para cerrar los ojos antes de que la luz comience a herir el cuerpo de las tinieblas.

Ficha del demo:

Banda: Morbo

Disco: The Kingdom of Silence

Duración: 31:41

Género: Black metal

Estatus: Disuelto

Locación: Baracoa, Cuba

Año: 2008

Disquera: Ninguna

Lista de temas:
    1. Unfinishable diabolic dimention
    2. The kingdom of the silence
    3. Behind me
    4. Betrayal of the christian soul
    5. Whisper eyes in chains
Nota de Imhotep

Quiero dejar saber a los lectores de Opía Magazine que mis papiroreseñas son solo una opinión más sobre las grabaciones metálicas en Cuba, no una sentencia. Que la Verdad y los Puntos de Vistas sobre un tema pueden ser incontables, o sea, que podemos coincidir o no, ya que el Universo es Infinito y todo es Relativo. No pretendo imponer criterios (no olvido lo que le pasó al gran Akenatón), pues mi único propósito es despertar la curiosidad de los lectores y apoyar a las bandas cubanas promoviendo sus grabaciones desde mi sarcófago en el underground.

Hago un llamado a vuestra infinita sabiduría y misericordia, sobre todo a la de los músicos de las agrupaciones reseñadas, y les suplico no convertir este espacio en la Batalla de los Cinco Ejércitos por diferir en nimiedades. No intento limitar la libertad de expresión de nadie, pero sí dejar claro que todo el que me escriba para mostrar su apoyo o inconformidad con la papiroreseña tendrá solo UNA respuesta… pues no pienso entrar en debates estilo Facebook.

Tengo la intención de comentar no solo las últimas grabaciones de la escena metálica en Cuba, sino también de hurgar un poco en la historia demográfica nacional y rescatar las glorias pasadas. La nueva camada de lobos debe conocer de sus antecesores y sentir orgullo de lo que una vez fue nuevo y victorioso; pues en mi opinión el metal extremo es hoy una prolongación de las ideas y actitud de antaño, no un experimento.

Recuerden que no hay remasterizaciones de estos clásicos y que muchos fueron grabados en cassettes. Por eso recomiendo escuchar los discos o demos del pasado con la perspectiva histórica necesaria y conciencia de la época en que se grabó.

¡Saludos desde el inframundo!

Surgida en abril de 2020, Opía es la revista de los rockeros y metaleros cubanos. Compartimos noticias, entrevistas, reportajes, curiosidades y mucho más sobre el rock y el metal en todos sus estilos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here