La Reseña: Betzefer – The Devil Went Down to the Holy Land

0
698

por Jandro Martínez

The Devil Went down to the Holy Land es el título con el que se denominó al tercer disco de la banda israelí Betzefer, grupo de metal que se destaca por ser el primero de ese país en lograr atraer la atención de uno de los grandes sellos discográficos a nivel mundial: el alemán Roadrunner Records, reconocido por firmar contratos con bandas de calibre tales como Obituary, Machine Head y Mercyful Fate.

Betzefer —que según integrantes es la traducción de un término hebreo que significa “escuela”— podría definirse como un conjunto particularmente interesante, y no solo por provenir de una región en la que normalmente las bandas de metal no logran hacerse de un nombre: lo que comenzó en 1998 como un proyecto escolar ha acabado afianzándose como uno de los pocos grupos que intenta rescatar el metal de la vieja usanza de los 90, mezclándolo de manera atinada con algunos toques modernos.

En cuanto a The Devil… podemos decir que es un álbum donde predominan los riffs pesados con alusión a las exitosas propuestas de Pantera o de Sepultura (y que en lo personal me fascinan), pero donde también se aprecian influencias de hard rock, rock and roll, hardcore, metalcore e, incluso, el indiscutible sonido del blues pesado. Si bien esto no es algo nuevo y ya muchos otros lo han hecho antes, Betzefer no es una copia barata de nadie: ha sabido cómo unir sus ingredientes y darnos un plato bien preparado, especiado con energía y entusiasmo.

Dureza masiva, unida a melodía groove con un sonido que desborda pasión. Eso es lo que encontrarás en este álbum. Se agradece el saber que aún existen voces como la de Avital Tamir, un cantante versátil con características propias que te harán identificarlo al instante. Según sus palabras, entiende este álbum como el más maduro y coherente de su carrera musical hasta la fecha, y doy fe de que así es. En él, sus músicos se han equilibrado a la perfección para ofrecernos un trabajo en que podremos apreciar la labor de cada instrumento sin dificultad.

En cuanto a temas que integran el disco, hay propuestas para todos los gustos: “Cannibal” es una clara muestra del lado más moderno del grupo, mientras que “The Medic” ofrece su lado más clásico. Aún no sé por qué, pero este tema en específico me hace recordar los inolvidables acordes de Black Sabbath.

“Slegehammer”, por otro lado, es de esas canciones enérgicas y pegadizas que te encantará poner cuando haces una fiesta casera en compañía de tus amigos, y la pista que titula al álbum, “The Devil Went Down to the Holy Land” —mi preferida por mucho— posee auténticos riffs que te harán volar tu cabeza. Además, esta última cuenta con un video musical en stop motion que te aseguro será difícil de olvidar (créeme, ositos de felpa siendo masacrados por Satán hacen del video una propuesta muy original y atrayente).

Si tienes ganas de escuchar una nueva banda, llena de calidad y de energía, que te haga reventar los tímpanos mientras haces ejercicios o estás en una guagua con los auriculares a todo volumen, pues entonces Betzefer es mi recomendación. El grupo no es muy famoso a nivel latinoamericano, por lo que este álbum será ideal para empezar a escucharla. Dale una oportunidad y te aseguro que no te arrepentirás.

Ficha del disco:

Título: The Devil Went Down to the Holy Land

Año: 2013

Banda: Betzefer

Origen: Israel

Géneros: Grove metal, hardcore, metalcore. Influencias de rock and roll hard rock y blues.

Lista de Canciones:

    1. “Tropical” (intro) 0:51
    2. “The Devil Went Down To The Holy Land” 3:02
    3. “Killing The Fuss” 3:39
    4. “Cash” 2:59
    5. “Yuppie Six Feet Underground” 3:17
    6. “Cop Killer” 3:03
    7. “Sledgehammer” 3:30
    8. “The Medic” 3:44
    9. “Milk” 4:12
    10. “Suicide Hotline Pt. 1” 3:40
    11. “Suicide Hotline Pt. 2” 4:26
    12. “Cannibal” 2:46
    13. “I Hate” 2:42
    14. “Can Your Hear Me Now” 4:08
    15. “Helter Skelter” (cover de The Beatles)

 

La Habana (1997). Estudiante de Licenciatura en Historia en la Universidad de la Habana. Colaborador de la sección de reseñas en Opía Magazine. Músico frustrado con amor sin límites por el sonido de la guitarra distorsionada. Actualmente cursando la carrera mas difícil de todas: ser padre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here