Más

    Cuatro datos curiosos de Ronnie James Dio

    …sail on, sing a song, ’cause ¡We rock! ¡We rock! We rock, mi gente, porque hoy hablaremos de una de las grandes voces del heavy metal: Ronnie James Dio. En tributo a su memoria, Opía te comparte algunos datos curiosos sobre este frontman y te invita a buscar más curiosidades y escuchar su obra al dedillo.

    1- El nombre de nacimiento de Dio era Ronald James Padavona y tenía ascendencia italiana. A los cinco años comenzó en la música, pero no fue cantando como nos imaginamos ¡sino en la trompeta! Este instrumento se lo regaló su padre y gracias a haberlo tocado fue que aprendió a controlar la respiración en el futuro. Para alegría de todos, terminó haciendo metal y no timba. Me pregunto qué tal se tomaron sus vecinos los sonidos de la trompeta de noche.

    2- Aunque Dio significa Dios en italiano, nunca fue la pretensión de este cantante darse bombo y platillo. El apodo lo tomó de un gángster, Giovanni Ignazio Dioguardi, a quien se le conocía como “Johnny Dio”. Nada, parece que le gustaba la onda mafiosa a nuestro frontman… ¡de seguro era fan de El Padrino!

    3- Algo que nunca gustó a Dio era el comportamiento frío de sus compañeros de banda hacia los fans, especialmente por parte de Tony Iommi, Geezer Butler (Black Sabbath) y Ritchie Blackmore (Rainbow). Para Dio, los aficionados eran fundamentales y el artista se debía a ellos, por lo que los desplantes de sus colegas lo molestaban bastante. Se puede ser alguien y aún así no creerse cosa. ¡Grande Dio!

    4- Uno de los aportes de Dio a la estética metalera es la popularización de la mano cornuta, que se convirtió en símbolo del género. Según explicó el cantante, se trataba de un gesto que veía hacer a su abuela para alejar a los espíritus y el mal de ojo (¡pa’ allá, pa’ allá!). Gene Simmons, integrante de KISS, le disputó durante mucho tiempo este símbolo e incluso intentó patentarlo, pero los fans se lo adjudican al ex frontman de Black Sabbath. En varias entrevistas el mismo Dio bromeó sobre la pretensión de su “rival” diciendo: “Jugo de naranja, ¿ya saben si Gene Simmons lo patentó?” ¡Qué cabroncete!

    Fuentes: El cuartel del metal, Rockombia, Metal: a Headbanger’s Journey, Metal Evolution

    La Habana (1997). Jefe de Redacción de Opía Magazine. Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Intento escribir un libro sobre memorias del rock en Cuba.

    Junior Hernández Castro
    Junior Hernández Castro
    La Habana (1997). Jefe de Redacción de Opía Magazine. Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Intento escribir un libro sobre memorias del rock en Cuba.

    Ultimos Artículos

    ¡Concierto de Fingerprint este viernes!

    La banda celebrará su aniversario en el Patio Colonial de la AHS.

    Anuncian gigantesco livestream en tributo a Alice in Chains

    Además de los propios Alice In Chains, también actuarán Metallica, Korn, Corey Taylor, Billy Corgan, Mastodon, Duff McKagan, miembros de Soundgarden y Jane’s Addiction, Mark Lanegan, Fishbone y muchos más.

    Revelan nominados a los Premios Grammy por mejor interpretación de metal (+ videos)

    Los resultados serán dados a conocer el próximo 31 de enero.

    Fallen revela primeros detalles de su disco Singularity

    La joven banda habanera se encuentra enfrascada en la producción de su debut discográfico en Puntal Records.

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Héctor Ramírez ( el musa) on La Reseña: Sex by Manipulation – Submission
    Hilberto Ivanovich on Cinco datos curiosos de Rammstein
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)
    Héctor Ramírez ( el musa) on La Reseña: Sex by Manipulation – Submission
    Hilberto Ivanovich on Cinco datos curiosos de Rammstein
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)