Más

    Cinco datos curiosos de Lemmy (Motörhead)

    ¡Hola, frikis! Como es un maldito ícono de la música, Opía te comparte cinco curiosidades de Lemmy Kilmister, vocalista y bajista de la banda Motörhead, y una de las figuras más queridas y recordadas por los rockeros y metaleros del mundo. ¿Le descargas? ¡No te pierdas esto!

    1- El verdadero nombre de esta figura del rock es Ian Fraser Kilmister, pero el apodo Lemmy lo acompaña desde su juventud. Según la versión más conocida, se debe a que siempre andaba pidiendo dinero prestado (que en inglés se pronuncia ,”lend me unos pesitos ahí, my friend”), y el “lend me” se transformó en Lemmy. Él, por su parte, decía que se lo pusieron unos campesinos hippies de Gales, allá por los años 60… Obvio que la segunda versión es el cuento que yo haría.

    2- Lemmy fue fan de The Beatles desde que era un piquetico de chamacos; luego, fue roadie de Jimi Hendrix y le preparó varias veces la guitarra que cambió el sonido del rock. A fines de los 70 fue profesor de bajo de Sid Vicious durante dos meses, aunque se dio por vencido al final porque aquel flacucho era un desastre. Todo cambió el día que Sid se lo encontró por la calle y le dijo: “Oye, Lemmy, conseguí el trabajo con los Sex Pistols”, a lo que el profe respondió riéndose: “como técnico, ¿no? ¡Si tú no sabes tocar nada, asere!”

    3- Entre sus socios musicales de toda la vida destacaban Ozzy Osbourne y los miembros de Metallica. El cantante de Black Sabbath lo consideraba su héroe, además de un músico grandioso y un buen amigo. En el cumpleaños 50 de Lemmy, el líder de Motörhead tiró el sofá por la ventana y metió una súper fiesta en el Whisky Go Go de Los Ángeles, donde invitó a tocar a Metallica. Los grandes del thrash metal armaron un set con lo mejor de Motörhead y aquello terminó más épico que la trilogía de El Señor de los Anillos. ¿Te imaginas a Metallica en tu cumple?

    4- Entre las aficiones de Lemmy se encontraba coleccionar equipamiento nazi de la Segunda Guerra Mundial, y aunque no compartía las ideas de Mr. Adolph, decía que aquellos eran los uniformes con mejores pintas de ese tiempo. Otra de sus pasiones era el whisky Jack Daniels, al que le echaba un poco de Coca Cola y en ocasiones bebía para el desayuno. ¡Sufre, pan con leche!

    5- Aunque Motörhead es considerada una banda clave para el desarrollo del speed y el thrash metal, Lemmy consideraba que ellos simplemente hacían rock and roll con un poco más de distorsión y rapidez. “Creo que nuestra música se acerca mucho al espíritu de Elvis y los pioneros del rock”, comentó en una entrevista.

    Fuentes: Rock en Vivo, El cuartel del metal, Mariskal Rock, Lemmy, Metal: A Headbanger’s Journey

    La Habana (1997). Jefe de Redacción de Opía Magazine. Licenciado en Periodismo, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro sobre memorias del rock en Cuba y aprendo a ser profesor.

    Junior Hernández Castro
    Junior Hernández Castro
    La Habana (1997). Jefe de Redacción de Opía Magazine. Licenciado en Periodismo, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro sobre memorias del rock en Cuba y aprendo a ser profesor.

    Ultimos Artículos

    Artículos relacionados

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)
    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)