Ernesto Juan Castellanos: “Las puertas de Havana Jam están abiertas para el rock de Cuba” (+trailer)

0
881
Jam With Me

El escritor, investigador, periodista y documentalista cubano conversa con Opía sobre el proyecto #JamWithMe, una serie de conciertos online que ha organizado a raíz del confinamiento por coronavirus.

ERNESTO JUAN CASTELLANOS 

Desde su investigación sobre la influencia Beatle en Cuba hasta su trabajo como director artístico del Submarino Amarillo, el nombre del escritor y promotor Ernesto Juan Castellanos está ligado a la historia del rock en la Isla y, en especial, a aquellos acontecimientos que alguna vez se escabulleron parcial o completamente de la historiografía oficial.

Como director y realizador del aún no estrenado documental Havana Jam ’79, este cubano residente en Estados Unidos ha tenido la posibilidad de estudiar uno de los eventos más importantes y menos conocidos de la música nacional en el siglo XX: el encuentro entre artistas norteamericanos y cubanos de 1979, conocido como Havana Jam.

Siempre amante del intercambio cultural y las colaboraciones musicales, Castellanos inició desde el pasado 11 de abril una serie de conciertos online que, en medio del aislamiento social a causa de la COVID-19, ha reunido a intérpretes de una decena de países y diversos estilos sonoros, entre ellos, el rock hecho en Cuba. Al estrenarse este sábado la cuarta parte del #JamWithMe, Opía conversa con su creador, quien asegura que las bandas cubanas con las que ha trabajado merecen toda la admiración y respeto del mundo.

¿Cómo surgió esta iniciativa de conciertos en línea?

El concepto original de los conciertos era reunificar a los mismos músicos que visitaron Cuba para el Havana Jam, en 1979. Ya yo había entrevistado a muchos de ellos para mi documental sobre ese evento, y quería un Havana Jam 2 en mi canal de YouTube: convocar a Billy Joel, Rita Collidge, Kris Kristofferson, etc., para demostrar que no es necesario estar en un escenario o en un estudio con tecnología para hacer buena música.

Como la mayoría de los artistas no se interesó por la iniciativa, pues muchos están inactivos y otros trabajan en sus proyectos personales, decidí convocar a otros que no tuvieron nada que ver con el Havana Jam —artistas de Italia, de España, de Estados Unidos, de Cuba—, y ellos me enviaron el material para la primera transmisión: #StayHome #StaySafe #ConcertForLife. Pero sucedió que fue tan exitosa esa emisión que los propios músicos me propusieron volver a hacerla, luego otros se comunicaron para participar, y así nació #ConcertForLife 2. Este sábado ya vamos para el cuarto.

¿Cuáles son los criterios para seleccionar a los participantes?

Bueno, obviamente debe existir una determinada calidad musical. Pese a que muchas de las iniciativas desde casa son improvisadas y los músicos no siempre son profesionales, busco un material que pueda ser mostrado y resulte atractivo. Inicialmente acepté todo lo que me enviaran —y fue muy bueno—, pero para el segundo recital aumenté las exigencias, y para el tercero y cuarto estoy pidiendo que sean videos multipantalla, es decir, que todos los músicos del proyecto aparezcan simultáneamente. En cuanto a sonoridad, no estoy interesado en lo tradicional o la música estridente, sino en las fusiones, lo alternativo, lo innovador.

Como la cuarentena ha sido levantada en algunos países y el mensaje de quedarse en casa no posee el mismo valor, los últimos conciertos se están transmitiendo con la etiqueta #JamWithMe y tomé la decisión de solo aceptar proyectos con más de un integrante. El objetivo final es algún día integrar a músicos de varias partes del mundo en una sola canción. El propósito de #JamWithMe es ese: la integración.

Jam With Me 2

¿Esperabas que el proyecto tuviera tanto alcance?

Ha superado mis expectativas, lo confieso. En una semana llegué a recibir 25 videos de todo el mundo, sobre todo de España y Cuba. Antes del cuarto concierto estaba recibiendo los clips con dos días de antelación, y ahora he tenido que adelantar la fecha a cuatro días antes del sábado, porque es abrumador el material que me envían, y en el proyecto solo somos un amigo diseñador y yo.

¿Qué importancia le concedes a este tipo de iniciativas online?

Mucha, muchísima importancia. Me interesa que los músicos salgan de su zona de confort, que hagan algo, y he podido lograrlo de alguna manera. Bandas que estaban paradas, limpiando el polvo de sus instrumentos, vieron el #JamWithMe, participaron en alguna edición y se dieron cuenta de que pueden hacer cosas interesantes. Algunos no repitieron en el canal, pero sí comenzaron a subir sus propios videos y a convocar a otros músicos a hacer lo mismo.

Desde mi punto de vista, lo más importante es dar a conocer a bandas y proyectos que están comenzando y a todo cuanto haya de interesante en la música del mundo. Si esta tónica continúa y siguen participando más artistas, entonces puede que veamos la posibilidad de hacer una transmisión por semana.

Una gran parte de los cubanos que han participado defienden el rock como propuesta musical, y destacan bandas jóvenes como Sweet Lizzy Project, Malas Noticias, Bandera en Blanco y Los Locos Tristes. ¿Cuán importante es el rock para el #JamWithMe?

Insisto en que el rock siempre ha sido el estilo que más me interesa. Mientras trabajé como director artístico del Submarino Amarillo, conocí a bandas jóvenes que se sumaron a la onda de Gens, Los Kents y Dimensión Vertical; y aunque luego de radicarme en Estados Unidos perdí un poco el contacto, sigo conociendo sobre algunos grupos a través de Guille Vilar y otros amigos.

Ya una de esas bandas, Sweet Lizzy Project, participó en el tercer concierto con una propuesta musical que me gusta muchísimo. Para la transmisión de este sábado hay artistas jóvenes con mucha calidad. Inclusive, algunos se han acercado con videos que no son visualmente lo que busco, pero me ha gustado su trabajo y les he pedido que cambien al formato multipantalla para poderlos añadir también.

Sé que el rock en Cuba no tiene mucho apoyo del Estado, que se sufre, se sangra y se llora para sacar una banda adelante; pero me gusta saber que aun así, se siguen haciendo cosas interesantes y existe interés en promoverlas. Por mi parte, me encanta la idea de darles visibilidad y que se integren al circuito de músicos de todo el mundo. Por eso siempre comparto sus enlaces en las redes sociales, para que un día algún artista de cualquier parte pueda verlos y decir: “yo quiero hacer un tema con esa banda cubana”.

Malas noticias
El grupo Malas noticias es uno de los participantes en #JamWithMe
Los Locos Tristes
Los Locos Tristes, de Santa Clara, debutarán este sábado en el proyecto de Ernesto Juan Castellanos.

¿Hasta cuándo habrá #JamWithMe?

Para mí iba a ser solo un concierto, y cuando terminé el primero dije que no haría más ninguno por el agotamiento que sentí. Tenía que ver los clips, escogerlos, ordenarlos, juntarlos, a veces, editarlos casi por completo… Pero, ¿quién te dice a ti que no pude? Terminé el segundo y dije “ya, este es el último”, y así… Aunque cada vez que termina un concierto digo que pararé, es algo que al final sigo haciendo. Tenemos un mapamundi donde señalamos de dónde proceden los artistas. El objetivo es que el mapa se llene, si no con todos los países, al menos, con las regiones.

Por mi parte, soy un promotor musical y me encanta trabajar con las bandas. Me gusta ese ánimo, esa vibra; y me alegra, aun desde la distancia, ver a mis coterráneos haciendo cosas y buscando ayuda para crecer. Conmigo pueden contar. A los músicos de rock de Cuba les digo: las puertas de Havana Jam siempre estarán abiertas.

La Habana (1997). Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista por azar, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro de memorias del rock en Cuba y aprendo ser profesor. Jefe de Redacción y Editor de Opía Magazine entre 2020 y 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here