Cinco datos curiosos de Evanescence

0
1321

Si tienes veintitantos años y empezaste en el mundo del rock por las bandas de los 2000, de seguro le descargaste a Evanescence y hasta te enamoraste de la vocalista (si no lo hiciste, fracasaste como friki). A solo unas semanas del grupo anunciar nuevo álbum para este año, Opía te comparte algunos datos curiosos de su disco debut, el exitoso Fallen. ¡Dale play!

  1. Aunque “Going under” iba a ser el primer sencillo del disco Fallen, la discográfica prefirió “Bring me to life”, y le dijo a la banda que lo mejor que podían hacer con su vida era buscarse un rapero permanente, o llegarían tan lejos como la distancia entre tu cuarto y la cocina. La canción, que al inicio era una balada de piano, se convirtió en un éxito con la presencia de Paul McCoy (12 Stones), pero aquella fue la última vez que un hombre grabó voces con Evanescence. Seguro Amy Lee pensó “¡Bitch please, ahora somos famosos!”
  2. Mike Shinoda, uno de los cantantes de Linkin Park, había sido seleccionado por Evanescence para interpretar “Bring me to life” tras las presiones de la disquera, pero la grabación de la voz masculina se hizo prácticamente corriendo y a esa hora solo Paul McCoy estaba disponible. La prisa era porque el sello tenía un contrato con FOX para la película Daredevil y debían entregar el tema cuanto antes, así que Paul llegó al estudio y en menos de dos horas grabó su parte. ¡Yo me quedé con ganas de oír a Linkin Park y Evanescence juntos!
  3. Los primeros versos de “Bring me to life”, “how can you see into my eyes like open doors?” (¿cómo puedes ver a través de mis ojos como si fueran puertas abiertas?), provienen de una frase que le dijo Amy Lee a un tipo que conoció en un bar. Resulta que el hombre era terapeuta (¡no sexual!) y se dio cuenta de que Amy estaba deprimida, así que comenzó a darle tremenda muela. Seis años después, la terapia funcionó y se casó con ella… ¿A alguien más le han entrado ganas de estudiar Psicología?
  4. Cuando salió “Bring me to life” el rock aún era considerado por algunos listillos como algo del diablo y toda el cuento ese, por lo que la banda explicó que la canción iba sobre descubrir un sentimiento interior. Los cristianos rápidamente la asociaron con Dios, el renacer y el amor, y la hicieron tan popular como el Padre Nuestro. A Amy le molestó un poco que fueran vendidos como intérpretes de rock cristiano, así que declaró a su música como una obra para entretenerse. Versión corta de la historia: bye, bye al apoyo del Señor…
  5. Otra de las canciones más famosas de Fallen es “My Immortal”, que fue escrita por el guitarrista Ben Moody e inspirada en la muerte de su abuelo. Después de la salida de este último, Amy Lee reconoció que no le gustaba cantar la canción porque no significaba lo mismo para ella. Curiosamente, en el video clip aparecían Amy y Ben solitarios y en blanco y negro, como si el director hubiera adivinado la separación que ocurriría dos semanas después. ¡Ojalá alguien así adivinara dónde van a vender pollo!

Fuentes: Mariskal rock, Cultura colectiva

La Habana (1997). Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista por azar, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro de memorias del rock en Cuba y aprendo ser profesor. Jefe de Redacción y Editor de Opía Magazine entre 2020 y 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here