Más

    Cinco datos curiosos de Guns N’ Roses

    ¡Shananananana nis nis! Dicen que el mundo se divide entre quienes aman Guns N’ Roses y quienes los odian. Aquí nosotros no te vamos a mentir: ¡le descargamos un bulto!, y como nuestro público nos pide que hagamos un especial de esa banda y casi que podemos tararear en la mente “¿Guns N’ Roses pa’ cuando?”, aquí les van cinco datos curiosos relacionados con su disco debut, en este primer post dedicado a la banda (sí, claro que habrán más en el futuro). Tírate tu pinta ochentera, pon a sonar el Appetite for Destruction y conéctate con Opía. “You know where you are? You’re in the Jungle, baby. You gonna dieeee!”

    1- La frase que te acabamos de poner es una de las más famosas de la banda, y proviene de una experiencia que vivió Axl Rose al mudarse a Los Ángeles. Resulta que un día andaba como si nada con sus pintas de rockero rubio cuando un tipo casi lo deja en calzoncillos del asalto que le metió. (En la versión cubana sería algo así como: “¿Tú sabes qué es esto? San Miguel, mi consorte. ¡Te van a partir la vida!”). Afortunadamente, Axl logró hacer de ahí una de sus canciones más cotizadas y la pérdida por el asalto se volvió insignificante. ¿Se imaginan si el atracador lo demandase por derecho de autor?

    2- Si bien en Los Ángeles se sabía muy bien quiénes eran, el resto del mundo apenas conocía Guns N’ Roses. Como la radio y la TV no estaban pa’ na tras el lanzamiento del primer LP, David Geffen, el dueño de la disquera, le metió un timbrazo a MTV y desde el canal de dijeron: “bueno… ta bien, pero por lo pondremos por la madrugada”. Aunque parecía una táctica destinada al fracaso, la gente tenía antecedentes de vampirismo y se pasaba 24×7 frente a la TV, justo como tu mamá con las novelas colombianas. De un día para otro, el video se hizo más viral que “Despacito” y la banda alcanzó renombre nacional. ¡It’s gonna bring you down!

    3- La canción “Nightrain” fue inspirada en un vino de mala muerte que bebían los miembros de la banda para matar sus penas y pasar el rato. Sabemos que si lo hubiese escrito un rockero cubano, el tema sería dedicado al ron “chispa ‘e tren”, y sería un exitazo en Cuerda Viva. Casi podemos escuchar el inicio: “Yo tomo mi chispa ‘e tren, acostado en el contén…” ¿Alguien se anima?

    4- Los gemidos de la canción “Rocket Queen” son, al parecer, reales. Resulta que la banda quería que la canción sonara impactante, así que encerraron a Axl en el estudio con la novia del Steven Adler, el baterista, y comenzaron a meterse mano como si nada. Claro, como eran gente seria, apagaron la luz y pusieron unos cojines en la cabina para que los de las máquinas no anduvieran dándole al manubrio. Y después dicen los repas que los locos son ellos…

    5- La portada original del Appetite for Destruction mostraba una especie de bicho volador que se abalanza sobre algo que parece ser un tipo de metal y una muchacha recién violada y con una teta al aire. Cuando las tiendas musicales vieron aquello dijeron (voz de Mauricio Colmenero): “¿pero y esto qué esssssss?”, y la banda debió cambiar el artwork para la famosa cruz con las calaveras. En el 2020 no hubiesen tenido líos…

    Fuentes: El Club del Rock, Todo Rock, Radioacktiva

    La Habana (1997). Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista por azar, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro de memorias del rock en Cuba y aprendo ser profesor. Jefe de Redacción y Editor de Opía Magazine entre 2020 y 2021.

    Junior Hernández Castro
    La Habana (1997). Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista por azar, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro de memorias del rock en Cuba y aprendo ser profesor. Jefe de Redacción y Editor de Opía Magazine entre 2020 y 2021.

    Ultimos Artículos

    Artículos relacionados

    2 COMENTARIOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)
    Junior Hernández Castro on ¿Qué hay de nuevo con Kreator?
    Dagoberto Pedraja. on El lado literario del rock (I)
    Javier Rodríguez Delgado on El lado literario del rock (I)