Cinco datos curiosos de Amon Amarth

0
811

¡Odín! ¡Thor! ¡Loki! ¡Mjölnir! No, no es la serie Vikings de History Channel ni estamos haciendo un ritual pagano, pero ambas cosas tienen que ver con nuestros datos curiosos de hoy. ¿Conoces la música de Amon Amarth, los metaleros suecos que se tiran pintas vikingas y le cantan al Valhalla?

Pues hoy, al cumplirse los 47 años de vida de su vocalista, el súper barbudo y carismático Johan Hegg, te dejamos algunos hechos curiosos de él y su banda, y te invitamos a descargarle un poco a estos nórdicos, si es que tus oídos están entrenados para cierto nivel de bulla. ¡Skoll! ¡Dale play!

1- El nombre de Amon Amarth proviene de los libros de El Señor de los Anillos, donde en una de las lenguas élficas significa “Monte del Destino” (sí, el mismo sitio donde Gollum, el bicharraco feo de la película, se cae con “mi tesorooooo”). Si bien la nomenclatura no tiene mucho que ver con la tradición vikinga, suena potente y es fácil de recordar, así que antes de formar una banda de heavy, léete algo útil para que te baje la musa y se te ocurra un nombre mortal. ¡No le vayas a poner Zunzún, por Odín Santísimo!

2- Aunque muchos piensan que Amon Amarth es una banda de viking metal por su pinta to’ ruda, to’ nórdica, to’ vikinga, en realidad basan su sonoridad en el death metal melódico, que en Suecia es al heavy lo que los Van Van a la música bailable. El metal sueco, como también le conoce a ese estilo, tiene sus raíces en el death y el thrash, mientras que el viking surgió como derivación del black y la música folclórica de Escandinavia. Si se lo explicas con calma a tu mamá, quizás entienda la diferencia y comience a limpiar con Bathory o Ensiferum de fondo. ¡In my son I trust!

3- Antes de triunfar en el mundo de la música, Johan Hegg tenía un trabajo de lo más común de la vida: era camionero. No sabemos si usaba chapa con cuernos o si manejaba to loki con heavy metal en la casetera, pero desde que supimos su pasado ya nos lo imaginamos con gorra, pulover y fumándose un cigarrillo.

4- La barba de este cantante sueco mide (agárrate) ¡más de 35 centímetros! ¿Te imaginas comer y dormir con una tan larga en pleno verano caribeño? Eso sin mencionar que tendrías que cepillarla con el mismo fervor con que haces la cola para comprar pollo; aunque, por otro lado, podrías trenzarla y hasta hacer un súper cosplay de Dumbledore o Gandalf… ¡Qué dilema! Por suerte o por desgracia, en Opía no nos preocupamos: todos somos lampiños.

5- Una de las tradiciones en vivo de la banda es que el vocalista vierta en su cuerno un poco de la mejor cerveza del país donde están tocando y se la beba delante del público. Si alguna vez se montaran en el drakkar, llegaran a Cuba y la birra no estuviera perdida, ¿tomarían Cristal o Bucanero? ¿Les gustará la Mayabe? ¿Tú qué crees?

La Habana (1997). Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista por azar, fotógrafo ocasional y rockero sin fronteras. Escribo un libro de memorias del rock en Cuba y aprendo ser profesor. Jefe de Redacción y Editor de Opía Magazine entre 2020 y 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here